Ene18. Valoración decisiones Rajoy sobre crisis catalana

Ene18. Valoración decisiones Rajoy sobre crisis catalanaEne18. Valoración decisiones Rajoy sobre crisis catalana. Un 43% cree que Rajoy no debería haber convocado las elecciones catalanas el 21-D. Solo el 50% apoya la decisión del presidente del Gobierno pese a que PP, PSOE, Cs lo apoyaron abiertamente y Podemos no se opuso. Alberto Lardiés 

Las principales decisiones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre la crisis política abierta en Cataluña generan una honda división entre los españoles. La mitad de los ciudadanos desaprueba tanto la aplicación del artículo 155 de la Constitución como la convocatoria de elecciones autonómicas para el 21 de diciembre, según el sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL. Hasta el 43% está en contra de la convocatoria de los comicios pese a que PP, Ciudadanos y PSOE aplaudieron esa medida y Podemos no se opuso. Ante los hechos sin precedentes acontecidos en Cataluña, con la declaración unilateral de independencia en el Parlament, el presidente del Gobierno tomó el 27 de octubre de 2017 dos decisiones hasta ese momento inéditas (aplicadas a partir del 28 de octubre, cuando se publicaron en el BOE): la aplicación del artículo 155 de la Constitución que destituyó al Govern de la Generalitat y la posterior convocatoria de elecciones autonómicas. Por ello, en la encuesta de SocioMétrica para EL ESPAÑOL se ha preguntado tanto por estas decisiones, en particular, como por la gestión de toda la crisis catalana, en general. 

El 155 y el 21-D

Ene18. Valoración decisiones Rajoy sobre crisis catalana

La aplicación del artículo 155 para destituir a Carles Puigdemont divide a los españoles. Para un 45,3%, fue una “aplicación correcta” y para un 45,4% fue incorrecta, con un 9,3% que no se pronuncia. Entre los que no están de acuerdo con la aplicación del precepto constitucional, un 13,5% considera que se trató de una medida “demasiado dura”, un 20,4% opina que “demasiado blanda” y un 11,5% cree que nunca debió haberse puesto en práctica. 

Los encuestados también están divididos acerca de la convocatoria electoral. Rajoy obtiene más apoyos en este caso, pero también mucha oposición. Así, el 50,5% de los españoles cree “acertada” la decisión del presidente del Gobierno, mientras el 42,9% la ve “desacertada” y un 6,6% prefiere no pronunciarse. Entre los que están en contra de la medida de Rajoy, un 17,9% interpreta que los comicios no se tenían que haber convocado en caso alguno y un 25% opina que se tenían que haber celebrado más adelante. Esta oposición del 43% a la convocatoria electoral es especialmente llamativa si se tiene en cuenta que PP, PSOE y Ciudadanos respaldaron esta convocatoria electoral y Podemos tampoco se opuso. Así, la opinión de los ciudadanos recogida en este sondeo choca con lo que se opina en los cuatro grandes partidos nacionales. 

Ene18. Valoración decisiones Rajoy sobre crisis catalana

Una gestión “mala” o “muy mala”

Aparte de esas dos decisiones concretas, los españoles desaprueban con contundencia la gestión del Gobierno en Cataluña. Solo tres de cada diez aprueban a Rajoy. Más en concreto y como puede verse en el gráfico adjunto, el 27% considera que la gestión gubernamental ha sido “muy mala”, el 22,5% la ve “mala”, el 24,8% la tacha de “buena”, el 7,3% la tilda de “muy buena” y a un 14% le parece “indiferente”.  A estas cifras reveladoras hay que sumar que los españoles han bajado la nota de valoración del Gobierno durante la crisis catalana. Rajoy y sus ministros nunca han aprobado en esta materia, pero en este tiempo han empeorado, ya que en octubre de 2017 alcanzaban un 4,6 que ha descendido hasta el 4 en diciembre. Un suspenso inapelable. 

EDITORIAL EL RUGIDO DEL LEÓN

Deficiente apoyo al adelanto electoral en Cataluña

La aplicación de un 155 exprés en versión light y el adelanto de las elecciones catalanas del 21-D fueron los dos grandes decisiones de Rajoy ante la crisis catalana. Pues bien, ahora queda patente que aquellas dos balas de plata no sirvieron para solucionar la crisis territorial y que ni siquiera el Gobierno puede arrogarse el consuelo de contar con el aplauso de la opinión pública.Por un lado, los partidos soberanistas mantienen la mayoría en el Parlamentdespués de que el 21-D fuera planteado como un juicio en las urnas al procés: es decir, el problema se ha enquistado. Por otro, la valoración de los ciudadanos sobre las dos decisiones adoptadas dista mucho del respaldo que cabría esperar si tenemos en cuenta que fueron apoyadas por PP, PSOE, Cs y que, en el caso del adelanto electoral, ni siquiera Podemos se opuso.

Un 43% en contra del adelanto

La última muestra del macrosondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL que publicamos este viernes así lo refleja. En lo que atañe al 155, aunque un 45% opina que su aplicación fue “correcta”, un 46% opina lo contrario: bien porque no se debió aplicar (11%), porque su aplicación fue demasiado blanda (20%), o porque fue excesivamente dura (13%). En lo que refiere al adelanto electoral, aunque el 50% mantiene que fue una decisión “acertada”, un 43% cree lo contrario: un 25% opina que “se tenían que haber convocado más adelante” y un 18% que “en ningún caso”.Rajoy puede darse por sastisfecho con que aproximadamente la mitad de los ciudadanos dé por buenas sus dos grandes decisiones en la crisis catalanas: al fin y al cabo son muchos más de los que le votaron a él. Pero si tenemos en cuenta que PP, PSOE, Cs y Podemos sumaron el 89% de los sufragiosen las generales, no hay ninguna duda de que ambas medidas gozaron de un respaldo muy insuficiente.

Distancia entre sociedad y partidos

El modo en que se aplicó el 155 y la convocatoria urgente de elecciones en Cataluña se han revelado dos decisiones políticamente fallidas y socialmente mal aceptadas. También demuestran la enorme distancia que a veces hay entre las cúpulas de los partidos y sus bases sociales.Aunque al Gobierno cabe atribuirle sin ninguna duda el fiasco en la gestión de la crisis catalana -de hecho un 47% califica su actuación de “mala” o “muy mala” frente al 31% que la considera “buena” o “muy buena”-, la oposición debería también mirarse en el espejo de la gente antes de, por seguidismo o por mero tacticismo, volver a hacer de comparsa de Rajoy en un asunto que afecta de lleno al interés general.

Ficha técnicaSe han realizado 1.000 entrevistas a ciudadanos de 16 años o más, con derecho a voto en cualquier municipio de España entre el 22 y el 29 de diciembre de 2017. La fuente de datos es mixta telefónica y online, proporcional a los censos de las 52 provincias. Los datos de cada ítem son producto de una postponderación por sexo, edad y situación laboral. El error teórico resultante es < +/- 3% para datos y +/- 2 diputados. Las encuestas están automatizadas con sistema Gandia Integra © y SPSS © e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*