4 cuestiones de opinión pública sobre la muerte de Rita Barberá

El repentino fallecimiento de la senadora Rita Barberá a escasos metros del Congreso de los Diputados minutos antes de que Mariano Rajoy se enfrentara a la primera sesión de control de la legislatura provocó un escalofrío que recorrió toda la sociedad española. ¿Se persiguió política y mediáticamente a la fallecida? ¿Se informó correctamente sobre el caso de corrupción que la acorraló?.  En una encuesta de Sociométrica realizada para EL ESPAÑOL una semana después de la muerte de Barberá, la mayoría de los encuestados (el 47,2%) cree que el trato informativo de los medios con la senadora fue el correcto. Son los votantes del PP, el partido al que perteneció la exalcaldesa toda la vida hasta octubre de este año, los que piensan que el trato informativo que sufrió meses antes de su fallecimiento fue “duro”.

 

(1) Una mayoría de ciudadanos cree que periodistas y oposición trataron correctamente a Rita Barberá

El 69% desaprueba el boicot de Podemos al minuto de silencio / El 76% está en contra de la revisión del pacto anticorrupción / El 57% es partidario de apartar a un político desde que es investigado. ( @anaigracia). Los encuestados afines a Unidos Podemos piensan exactamente lo contrario. El 27,6% de ellos piensan que se le dio un trato informativo “blando”. Entre los afines a Ciudadanos, el 23% de los interrogados considera que la prensa fue “dura” al informar sobre la presunta trama de corrupción que acorraló a la exalcaldesa hasta sus últimos días.

 

 

Según esta radiografía, hecha entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre con el cruce de 400 entrevistas telefónicas y 400 online, los ciudadanos prefieren que el pacto anticorrupción siga siendo tan estricto y se aparte a los cargos públicos cuando se les abra una investigación. De hecho, el 76% de todos los encuestados está de acuerdo en “dejarlo como está”, como defiende Ciudadanos, y no proteger a la persona sobre la que sobrevuele un caso de corrupción hasta que un juez le abra juicio oral.

 

El via crucis de Rita Barberá comenzó en mayo de 2015, cuando perdió la Alcaldía de Valencia. Un presunto blanqueo de capitales dinamitó el Grupo Parlamentario Popular en el ayuntamiento que dirigió durante un cuarto de siglo. El PP presionó tanto a Barberá que entregó su carné de afiliada, pero se resistió a dejar su escaño en el Senado porque, aseguró a su círculo más cercano, si lo hacía era entregar su dignidad, lo único que le quedaba. Todo terminó de la peor forma posible el miércoles 23 de noviembre en un lujoso hotel en los aledaños del Congreso de los Diputados. A pesar del trágico suceso, los encuestados creen que el trato que la fallecida recibió de los partidos políticos durante el último año, cuando su familia cree que sufrió una persecución política y mediática, fue el correcto. El partido más duro con la exalcaldesa fue, a juicio de los encuestados, Unidos Podemos.

 

(2) Al PP se le considera que fue más bien blando con Rita Barberá.

 

38,5% de los que han contestado esta encuesta piensa que el Partido Popular fue “blando” con ella; el 29,7% de los afines al partido que lidera Rajoy cree que apartarla del partido fue lo correcto y solo el 15,4% de los conservadores asegura que las medidas impuestas a una de las militantes más antiguas fueron excesivas. Casi la mitad de los que respondieron esta encuesta de Sociométrica cree que el PSOE y Ciudadanos hicieron lo que tuvieron que hacer con el caso Barberá. Sobre Compromís, el partido que se hizo con la Alcaldía de Valencia cuando cayó Barberá, los ciudadanos consultados creen en su mayoría (33,3%) que también actuó correctamente señalando los excesos y los presuntos casos de corrupción que perseguían a la exalcaldesa.

 

(3) Una importante mayoría casi del 70%, no apoya que Podemos se ausentara del minuto de silencio

 

La mayoría no entiende, sin embargo, que Unidos Podemos no se sumara al minuto de silencio que el Parlamento le dedicó aquella jornada negra. El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, telefoneó uno a uno a todos los portavoces con representación parlamentaria y todos estuvieron de acuerdo en dedicar el primer minuto del pleno a la memoria de Rita. Hacía tan solo diez minutos que se había confirmado su fallecimiento. En un primer momento, el portavoz de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, dejó entrever su disposición a hacerlo. Sin embargo, se puso en contacto con Pablo Iglesias y devolvió la llamada al PP para confirmar que los diputados de la formación morada se ausentarían del pleno para honrar la memoria de la parlamentaria en activo.

 

 

 

Los que más indignación sintieron fueron los votantes de Ciudadanos. El 90% de los encuestados afines a Rivera asegura que “no” apoya la decisión que impuso Iglesias a su grupo. El 86,3% de los votantes del PP también muestran su rechazo al feo de Unidos Podemos y el 71,6% de los afines al PSOE tampoco lo vieron con buenos ojos. La balanza se inclina hacia el lado contrario entre los encuestados de Unidos Podemos: el 78,9% de los encuestados afines apoya que los diputados se ausentaran durante ese acto.

 

(4) La mayoría de ciudadanos cree que el mejor momento de separarse a un político de su cargo es el de imputado o investigado

 

A pesar de que en Génova creen que se debe abrir una reflexión en toda la sociedad para debatir cuándo se debe apartar a un cargo público, los encuestados lo tienen muy claro. El 57,5% de los interrogados piensa que “en el momento en que el político es imputado o investigado”; el 23,5% “en el momento en que se emite una sentencia firme” y el 12% “en el momento en que es acusado y se le juzga”. Los afines a Ciudadanos son los más exigentes: el 85,6% cree que debe ser apartado inmediatamente; un porcentaje que se reduce hasta el 79,3% en el caso de Unidos Podemos; hasta el 65,4% en el caso del PSOE y hasta el 49,2% entre las filas populares.

 

 

FICHA TÉCNICA

Se han realizado 800 entrevistas entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre de 2016. El método de la encuesta ha sido mixto: 400 entrevistas telefónicas (realizadas por Gandia Integra) y 400 online (efectuadas por Netquest). El diseño experimental y los análisis multivariantes han ido a cargo del gabinete técnico de Sociométrica. El universo de la encuesta ha sido la población residente en España, incluida en el CER provincial. Su estratificación se ha estructurado a partir de las siguientes variables: sexo, edad y situación laboral.  El error muestral para el conjunto de datos es de +/- 3%; para el porcentaje de escaños, el error es de +/- 5%. Por otro lado, la gestión de los datos se ha elaborado con los software SPSS y Barbwin.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*