Sep 18. Situación en Cataluña. Voto e Independentismo

Intención de voto en Cataluña si las elecciones se celebrasen ahora.

Intención de voto en Cataluña si las elecciones se celebrasen ahora. Clara Rodríguez y Arturo Briones. POLÍTICA SONDEO EL ESPAÑOL/SOCIOMÉTRICA (IX). 

ERC ganaría las elecciones catalanas y el separatismo conservaría la mayoría absoluta

Si hoy se celebrasen unas nuevas elecciones en Cataluña, Esquerra Republicana sería el partido más votado. Obtendría un 25,1% de los sufragios y 35-37 escaños. Los separatistas liderados por Oriol Junquerasadelantarían a Ciudadanos, que se alzaron con la victoria -aunque no lograron formar Gobierno- en diciembre de 2017. La candidatura de Inés Arrimadas conseguiría entre 31 y 33 parlamentarios, con un porcentaje del 22,3%.

Un día antes de la gran fiesta del independentismo, el constitucionalismo volvería a ser derrotado en Cataluña, según el sondeo realizado por SocioMétrica para EL ESPAÑOL. Además de la victoria de ERC, los bloques permanecerían estancos. Los secesionistas volverían a lograr una mayoría suficiente para mantenerse en el palacio de la Generalitat. Los rupturistas aunarían el 49% de las papeletas frente al 42,3% de los unionistas. Podemos mantendría los mismos 8 diputados que en 2017.

Intención de voto en Cataluña si las elecciones se celebrasen ahora.

Junts per Catalunya, organización independentista más apoyada en los últimos comicios, caería desde los 34 hasta los 25-27 escaños y un 18,4% de los votos. En este hipotético escenario, el que se hace llamar “president en el exilio”, Carles Puigdemont, vería mermada su influencia y la formación de Junqueras podría exigir capitanear el nuevo Ejecutivo.

Esta estimación aporta argumentos a quienes acusan a Puigdemont y los suyos de disfrutar del lujo europeo mientras los dirigentes de Esquerra pagan en prisión los delitos que cometieron entre ambos. El juicio -la Fiscalía mantiene la acusación de rebelión- podría blindar el auge de la formación de Rufián en detrimento del partido de la burguesía catalana.

No obstante, ERC ha rebajado sus dosis de unilateralidad y ha llegado a insinuar la apuesta por un independentismo “pragmático”, lo que ha sublevado a parte de sus electores y podría crear más fricciones con sus socios. Al contrario de lo que venía sucediendo, son Torra y Puigdemont quienes ahora encabezan el proyecto más osado.

La CUP -siempre según este sondeo- sellaría su papel de partido bisagra. Conseguiría 6-7 escaños, entre dos y tres más que en los últimos comicios. Ni la aplicación del artículo 155 primero ni la cárcel para algunos dirigentes separatistas después ha perjudicado electoralmente a la agrupación antisistema.

Al otro lado de la urna, los constitucionalistas seguirían sin lograr una mayoría suficiente para gobernar. El retroceso de Cs inflaría levemente al resto. El PP se haría con 5-6 parlamentarios frente a los 4 que obtuvo el pasado diciembre. El PSC pasaría de los 17 escaños a los 20-22. La federación socialista catalana se beneficiaría de la llegada al poder de Pedro Sánchez. Su apuesta por el diálogo y el ofrecimiento de un referéndum de autogobierno gusta a su parroquia.

La escalada desde el bronce hasta el oro de ERC es común en la mayoría de las encuestas publicadas entre junio y agosto. Estos sondeos también diagnostican el descenso de Ciudadanos. Aunque el mayor perjudicado es JxC -Puigdemont-, los datos puestos sobre la mesa por este y otros medios otorgan la mayoría absoluta a los nacionalistas.

La indefinición y el baile de nombres afecta de dos maneras distintas: JxC cae considerablemente, pero los giros de Podemos –acaba de dimitir su líder en Cataluña, Xavier Domènech– no le granjean una pérdida, aunque tampoco una ganancia. Los parámetros de intención de voto coinciden con una pregunta más general: ¿quieren los catalanes que su tierra sea un Estado independiente? Responde afirmativamente un 51,1%, exactamente un punto más que hace un año. Además, el 53% -independientemente de su ideología- cree que la independencia será una realidad más pronto que tarde.

POLÍTICA SONDEO EL ESPAÑOL/SOCIOMÉTRICA (VIII). Un 51% de catalanes ya apoya la independencia y un 53% cree que la logrará

El sentimiento independentista va en aumento. El porcentaje de catalanes que desea la ruptura ya alcanza el 51,1%, exactamente un punto más que hace un año. Ni el Gobierno de Rajoy ni el de Pedro Sánchez han logrado rebajar el impulso separatista, según el sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL.

Este crecimiento gana en importancia si se pone en contexto. La encuesta anterior -septiembre de 2017- fue realizada a las puertas del sucedáneo de referéndum alumbrado por las autoridades secesionistas. Desde entonces, han tenido lugar dos acontecimientos clave: la aplicación del artículo 155 y el cambio de inquilino en La Moncloa. Ninguno de los remedios propuestos desde la capital han surtido efecto.

También conviene reseñar el siguiente dato. El 53% de los catalanes cree que la independencia cristalizará en los próximos años. Más de la mitad de los encuestados, independientemente de su ideología política, vaticinan que el proyecto separatista será una realidad más pronto que tarde. De hecho, los soberanistas, ecabezados por Quim Torra y Carles Puigdemont, amenazan con un “otoño caliente” de movilizaciones cuya primera parada es la Diada del próximo martes.

El acto institucional de la Diada reivindicará libertad “presos y exiliados”

El apoyo a la disgregación también sube en el conjunto de España. “¿Preferiría que su Comunidad autónoma fuese un Estado independiente?”. Un 10,4% dice que sí, frente al 7,5% que adoptó esta postura hace un año. Del mismo modo y si la óptima es justo la contraria, disminuye el porcentaje de aquellos que rechazan de plano la ruptura de su territorio: un 81,2% frente al 86% de septiembre de 2017. Los indecisos, por tanto, bajan del 8,4% al 6,5%.

Si se desmiga el dato por partidos -teniendo únicamente a los cuatro mayoritarios en el Congreso-, queda testado que Unidos Podemos es la formación que más partidarios de la independencia aloja: un 26,6%. Los contrarios representan el 59,3% y los indecisos, un 14%. Le sigue el PSOE, con un 18,3% de defensores de la ruptura, aunque en su caso el número de “no sabe, no contesta” es menor: 8%. La cifra de los detractores de la decisión se corresponde con un 73,7%.

Entre PP y Ciudadanos, son los segundos quienes se llevan la palma del “no” a la independencia, con un 97,1%. El partido de Rivera ha sido el que más se ha significado en las calles de Cataluña. En los últimos días sus líderes han contribuido personalmente a la retirada de los lazos amarillos, lo que le costó las críticas… también del PP, que lo consideró contribuir a la crispación. En el PP, este porcentaje alcanza el 95,6%.

El sondeo publicado por este diario también divide por votantes de cada partido el vaticinio en relación a la independencia. Hasta el 22,2% de quienes dieron su apoyo a Unidos Podemos en las urnas cree que Cataluña será un Estado independiente en los próximos años. Lo mismo considera el 17,1% del electorado socialista. Los de Ciudadanos son quienes más confianza tienen en que España se mantendrá unida a corto-medio plazo: sólo un 8,9% diagnostica inevitable el triunfo del separatismo frente al 14,7% del PP.

El apoyo de casi un 20% de los socialistas -18,3%- a un Estado independiente denota que la propuesta de Pedro Sánchez para celebrar un referéndum por el autogobierno no resulta descabellado a ojos de su parroquia. En cualquier caso, el independentismo, según esta encuesta, aumenta de forma progresiva tanto en Cataluña como en el resto de España. El porcentaje se mantiene por encima de la mitad y aumenta un punto respecto al año pasado: del 50,1% al 51,1% -datos referidos sólo a Cataluña-.

Ficha técnica

Se han realizado 1,200 entrevistas a ciudadanos de 17 años o más, con derecho a voto en la totalidad de la provincias españolas, con una sobrerrepresentación de n=500 en Cataluña. Entre el 22 y el 30 de agosto de 2018. Fuente de datos mixta telefonía fija, móvil y panel online. Los datos de cada ítem son producto de una ponderación por sexo, edad, censo provincial y situación laboral. A las estimaciones de voto se le añade una postponderación basada en el recuerdo de voto. Los escaños son el punto medio de unas horquillas producto de las miles de combinaciones posibles aplicando el márgenes de error en voto a cada partido. El error teórico resultante es < +/- 3% para datos y +/- 2 diputados. El real es +/- 3 puntos por partido. Los teléfonos móviles son fruto de una generación aleatoria, los fijos una selección aleatoria de infobel © y los online de un panel propio. Las encuestas están automatizadas con sistema Gandia Integra © y SPSS © e incluyen controles de calidad internos y normativa CCI/ESOMAR y LOPD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*